Buenas prácticas para prevenir el lavado de activos

Por Juan Pablo Calle, el 06 de junio, 2018

h_tips_lavado_de_dinero

Estas son algunas de las buenas prácticas que utilizan las entidades financieras para prevenir el riesgo de lavado de activos y de la financiación del terrorismo.

Los controles para prevenir y detectar el lavado de activos y la financiación del terrorismo cada vez son más fuertes. Sin duda, este es un problema global que no se restringe a una zona geográfica o a una industria específica.

Las organizaciones cuentan con una serie de estrategias que pueden implementar para cumplir con las regulaciones y hacer una gestión de riesgo más efectiva. Aquí le enumeramos algunas de ellas.

1.Usar técnicas como Know your customer

Recolectar información sobre el cliente, sobre su identidad, su profesión, la fuente de sus ingresos, el tipo de actividad que ejerce y los países en los que hace negocios es una buena práctica para prevenir los riesgos de lavado de activos y de la financiación del terrorismo (LAFT).

Las organizaciones pueden usar un sinnúmero de técnicas para hacer esto de la mejor manera, incluyendo análisis de redes sociales, bases de datos, histórico de noticias y transacciones.

2. Contar con sistemas de información

Los bancos pueden verificar los movimientos inusuales de los clientes con relativa facilidad. Sin embargo, para que esto se haga de manera eficaz, debe compararse el histórico de transacciones con el fin de emitir señales de alerta que indiquen un comportamiento anormal de un cliente.

Cuantos más datos haya disponibles, más fácil será segmentar y perfilar a los usuarios. Esta actividad no es adecuada para que la realice una persona o un conjunto de personas, pues tomaría demasiado tiempo. En ese sentido, un software para gestionar el riesgo es de gran utilidad para que la tarea sea menos dispendiosa y más rápida.

3.Investigar y reportar

Un sistema para detectar señales de alerta es fundamental, pero además es necesario reportar a las autoridades cuando sea necesario. Las áreas de cumplimiento deben recibir capacitación continua no solo para analizar datos, sino también para escalar los casos de lavado de activos y de financiación del terrorismo a la unidad correspondiente y a las autoridades.

4. Establecer políticas en contra del lavado de activos y la financiación del terrorismo

Tener una cultura de riesgo dentro de la organización depende de un plan y una política para gestionar el riesgo. Implementar los controles es difícil, por eso las organizaciones deben tener unos criterios y unas regulaciones claros y específicos que se comuniquen en toda la compañía. Así que recuerde tener un manual sobre buenas prácticas para prevenir el lavado de activos y la financiación del terrorismo. De esa forma sus empleados podrán consultarlo para saber qué herramientas usar, cómo actuar y de qué manera gestionar el riesgo. 

Para saber más sobre el blanqueo de dólares, lee: el ABC de la prevención del lavado de activos en bancos

ABC de lavado de activos

Temas:Prevencion de fraude

Comentarios