Riesgo financiero: lo que no se mide no se puede controlar

Por Deicy Pareja, el 06 de julio, 2018

Si una entidad no hace un análisis de riesgo financiero, tendrá todos los efectos adversos, no podrá anticiparse a las amenazas. En otras palabras, lo que no se mide no se puede controlar. 

Así lo explica el especialista de Análisis Financiero del Departamento de Finanzas de la Universidad Eafit, David Alejandro Yepes, quien asegura que a la hora de hacer una inversión, las compañías deben analizar todos los factores, sobretodo, los que hacen referencia a la incertidumbre y a los cambios que se pueden dar en el sector, e incluso, en el país donde se opera.

El experto cuenta que hay varios factores para analizar: el incumplimiento de pago, cuestiones económicas y hasta desastres naturales, por ejemplo, si una empresa compra un terreno cerca de un río,  pero en invierno este afluente se desborda y arrasa con todo, la inversión se pierde.

La entidad debe analizar cuándo se dará el retorno de la inversión y estudiar qué pondría en riesgo ese retorno; también examinar muy bien el tipo de mercado en el que se invertirá, en qué moneda y si se podría afectar la tasa de cambio.

Por ejemplo, las entidades que invirtieron en Venezuela, en el gobierno de Hugo Chávez (1999- 2013), vieron como sus inversiones se esfumaron. La crisis de la economía de ese país afectó tanto el bolívar, que alcanzó a devaluarse en un 360 por ciento, con respecto al dólar, según cifras del portal de internet dolartoday.com.

Esa crisis comenzó en 1999, cuando Hugo Chávez llegó al poder y el país cambió su modelo al socialismo, que no terminó en el 2013 con su muerte, por el contrario, esa política empeoró la crisis en el gobierno de Nicolás Maduro.

El gobierno socialista afectó a las empresas del sector de alimentos porque controló los precios de los productos de la canasta familiar, argumentando que todos pudieran pagarlos, pero los redujo tanto, que estuvieron por debajo del costo de producción. Eso hizo que los productores nacionales de harina, arroz, maíz y otros artículos dejaran el mercado y que después no hubiera nada qué comprar.

Claves para prevenir el riesgo

Entre mayor información se tenga sobre lo que se quiere invertir, menor será el riesgo y mejores decisiones de inversión se tomarán, por ello, hay que evaluar la rentabilidad y  anticiparse al futuro para adaptarse a los cambios del mercado, a la tecnología y a la innovación, así como a las nuevas tendencias del sistema financiero.

También hay que diversificar el riesgo, planear inversiones que equilibren las operaciones de alta peligrosidad con las de alta seguridad y utilizar herramientas tecnológicas para gestionar las amenazas, así como proteger los activos con pólizas de seguros.

El riesgo de crédito es muy estudiado por las entidades, éste se produce cuando una de las partes de un contrato financiero no asume sus obligaciones de pago. Por ejemplo, cuando los bancos hacen préstamos analizan los riesgos a los que está expuesta la persona o institución que solicita el crédito.

“Si le presto a alguien que tiene nexos con la mafia, posiblemente, a esa persona la están buscando para matarla. Hay que saber a quién le estoy facilitando la plata, qué hace esa persona y qué riesgos hay en la operación que estoy invirtiendo”, añade el experto de la Universidad Eafit.

Yepes detalla que los bancos analizan el perfil de la persona que solicita el crédito, dónde vive, cuánto se gana,cuánto tiempo lleva trabajando, qué tipo de negocios hace y le preguntan en qué va a utilizar la plata, si va a comprar propiedad o automóvil, ese activo que adquiere, servirá como garantía.

En definitiva, si una compañía  detecta los riesgos a tiempo, conocerá a fondo los factores que podrían llevarla a tener pérdidas y podrá diseñar estrategias asertivas y evitar o mitigar esas pérdidas. 

Nuevo llamado a la acción

Temas:Riesgo Financiero

Comentarios