¿Qué elementos debe tener un ambiente interno de control?

Por Juan Pablo Calle, el 06 de octubre, 2017

El ambiente interno de control es el entorno que influye en los integrantes de una organización y en el control de sus actividades. Este ambiente es la base de la administración de riesgos corporativos, pues proporciona disciplina y estructura, además, impacta en todos los componentes de la gestión de riesgo.

Para que este ambiente de control funcione, es necesario que se integren los siguientes elementos.

Filosofía de administración

Toda entidad debe contar con una filosofía uniforme de gestión de riesgo. Esto tiene que ver con la asignación de las responsabilidades que facilitan el cumplimiento de los objetivos y de la misión de la empresa. Asimismo, es importante establecer si se privilegia la adecuada gestión de riesgos por encima de la búsqueda de la rentabilidad.

Apetito al riesgo

La institución debe determinar si está dispuesta a exponerse a un alto riesgo para conseguir sus objetivos o si, por el contrario, es adversa a este. Antes de planificar o realizar un negocio, las diferentes unidades de la organización deben evaluar la aplicación de las medidas de tratamiento necesarias para realizar una gestión adecuada.

Directorio

Es preciso tener un directorio sensibilizado y comprometido con la gestión de riesgos, el cual ejerza de forma pertinente sus funciones de supervisión. Por tanto, el directorio debe tener experiencia y reputación para tomar decisiones, así como una independencia frente a la gerencia.

Integridad y valores éticos

Determinar los valores éticos y de conducta permite mantener la consistencia del ambiente de control. En ese sentido, las entidades deben asegurarse de que los valores de la compañía sean vinculantes para todos los colaboradores; es decir, que se extiendan a todas las unidades organizativas y a las empresas relacionadas. Asimismo, se debe propender por promover negocios socialmente responsables y apoyar la confianza de los “stakeholders”.

Compromiso con la competencia

La organización debe realizar un análisis adecuado de las competencias de sus trabajadores, y, a partir de esa evaluación, enfocarse en perfeccionar los conocimientos y las aptitudes del recurso humano de la empresa.

Estructura organizacional

Es fundamental que cada entidad establezca una estructura con responsabilidades claramente definidas. Por tanto, debe contar con un directorio, gerencias, un comité de auditoría, un oficial de cumplimiento y unidades especializadas que apoyen la gestión.

Asignación de autoridad y responsabilidad

Las personas que pertenecen a la organización deben estar autorizadas para ejecutar sus labores. Por eso, son indispensables niveles jerárquicos para decidir y supervisar. Así, las facultades para la toma de decisiones se encontrarán centralizadas y descentralizadas.

Estándares de recursos humanos

Establecer prácticas para la contratación, orientación, formación, entrenamiento y compensación es un proceso fundamental del ambiente interno de control. De la misma manera, las entidades deben determinar los mecanismos y las reglas para sancionar el incumplimiento de normas por parte de los integrantes de la organización.

Descargue una guía completa para identificar el riesgo

Temas:Gestion de RiesgoGobierno, Riesgo y Cumplimiento (GRC)

Comentarios