Que el COVID-19 no afecte su continuidad de negocio

Por María Camila Arévalo J., el 13 de mayo, 2020

h_continuidad_negocio_coronavirus

La llegada del COVID-19 ha llevado que se desencadene un término muy conocido en el mundo de los negocios que es el "Cisne Negro", un suceso que es poco probable que se de, pero en caso de materializarse puede traer consigo pérdidas muy grandes. 

La situación actual ha llevado a que muchas empresas se replanteen y se den cuenta si realmente están preparadas para afrontar este tipo de amenazas y si cuentan con el plan de contingencia adecuado.

Todos estamos seguros que una vez la pandemia pase, no volveremos a ser iguales, y las organizaciones tienen claro esto, ya que serán más rigurosas al momento de identificar sus riesgos y le darán mayor importancia a los hipotéticos. Entonces al momento de ubicar los cisnes negros en el mapa de calor de riesgos, se deben colocar en la parte de sucesos a los que la compañía no esté familiarizada.

Estamos acostumbrados que para que un sistema de gestión de riesgos funcione se debe establecer los planes de mitigación, los controles y su respectivo monitoreo frente a un riesgo identificado. Pero ¿qué hacer frente a sucesos como los de la llegada de la pandemia?

Es claro que el nivel de probabilidad de que se materialice un riesgo como el coronavirus es bajo, y lo que es peor aún, es casi imposible evitar que no se de, pero lo que sí se puede hacer, es estar preparado con los controles adecuados para evitar que el impacto sea muy alto y traiga consecuencias fatales en la operación de la entidad, en los empelados y en las finanzas.

La importancia de la continuidad de negocio

Es que es en estos momentos donde la continuidad de negocio se vuelve algo vital e indispensable para poder continuar con las operaciones de manera habitual. Contar con un sistema de continuidad de negocio le brinda a la institución la capacidad de resiliencia frente a cualquier adversidad.

Es importante que este esté compuesto por:

  • Procesos de negocio críticos para la empresa.
  • Contar con los recursos necesarios para afrontarlos.
  • Tener los procedimientos adecuados para saber como mantener o restablecer la operación.
  • Contar un equipo de recuperación de los procedimientos.
  • Canales de comunicación adecuados. 

Se debe considerar que un plan de continuidad de negocio debe tener las medidas adecuadas para que pueda garantizar el funcionamiento habitual de la empresa, pero teniendo como prioridad el bienestar y la salud de los empleados.

Teniendo en cuenta esto y la situación actual, muchas instituciones se han tenido que volcar a la modalidad del teletrabajo y es indispensable brindarles los recursos necesarios a los miembros de la organización para que puedan desempeñar sus labores sin ningún inconveniente. 

Consejos que se deben tener en cuenta

Para que un plan de continuidad de negocio sea exitoso debe haber detrás una estrategia establecida. Para esto se debe contar con equipo que se encargue de llevar a cabo la elaboración y ejecución de simulacros de escenarios reales con el fin de revisar el plan y garantizar su funcionamiento. 

Por otro lado, cuando todo vuelva a la normalidad las compañías se deben enfocar en actualizar sus sistema de continuidad de negocios e incluyendo a la pandemia como un riesgo probable de que se materialice y que a su vez traiga impactos de gravedad.

El objetivos es garantizar que los empleados van a poder seguir trabajando desde cualquier escenario con el fin de preservar sus salud. 

Para esto se debe diagramar de manera correcta el plan de continuidad de negocio de negocio con las acciones que se van a ejecutar, establecer los responsables y los pasos a seguir.

¿Cómo gestionar el sistema de continuidad de negocio?

  1. A través de comités ejecutivos y operativos.
  2. Formación y concienciación de los miembros implicados.
  3. Mantenimiento de los Planes ante los cambios en la organización.
  4. Pruebas de Continuidad.
  5. Mejora continua.

Una prueba del plan de continuidad nos proporcionará la información necesaria para conocer si la estrategia es válida, y si nuestros recursos son efectivos.

Descargue la guía gratuita para gestionar un plan de continuidad de negocio, según la ISO 22301

Temas:Gestion de RiesgoContinuidad de negocioCOVID-19PandemiaCoronavirus

Comentarios