Principios fundamentales de la auditoría interna

Por María Camila Arévalo J., el 26 de agosto, 2020

6

Contar con un sistema de control dentro de la gestión de riesgos nos permite vigilar y monitorear el funcionamiento correcto de los procesos. Existe una gran cantidad de auditorías, pero la interna se enfoca en el cumplimiento de los objetivos de la organización. Esta es una actividad que se hace de manera independiente con el fin de generar valor y mejorar las operaciones del negocio. 

En ocasiones son agentes externos a la compañía quienes la llevan a cabo, más conocidos como auditores que se encargan de realizar una evaluación de la organización, para verificar si el sistema de gestión es el adecuado, eficiente y eficaz. 

La auditoría interna es una evaluación o un examen que realizan las organizaciones para verificar si el funcionamiento de las diferentes áreas es el correcto, con el fin de garantizar el buen funcionamiento de los controles establecidos.  

Según el Instituto de Auditores Internos de los Estados Unidos.“Es una actividad independiente que tiene lugar dentro de la empresa y que está encaminada a la revisión de operaciones contables y de otra naturaleza, con la finalidad de prestar un servicio a la dirección".

La auditoría interna tiene la misión de poder realizar un seguimiento de todo lo relacionado a la gestión de riesgos de una compañía, a la vez es un instrumento de control para las actividades financieras.

Cuando se realiza la auditoría interna es posible que las empresas alcancen más fácilmente el cumplimiento de sus objetivos, ya que esta permite que se identifiquen fraudes, sabotajes, operaciones sospechosas, estafas, entre otras actividades inusuales.

Principios fundamentales

 Para que se se tenga un sistema de inspección adecuado es importante que todos los principios estén integrados y operen al mismo tiempo dentro de la organización.

  1. Demuestra integridad: La integridad de los auditores internos establece confianza y, consiguientemente, provee la base para confiar en su juicio.
  2. Demuestra competencia y debido cuidado profesional: El auditor Interno siempre está capacitado para desempeñar su trabajo y profesión de la mejor manera.
  3. Es objetiva y se encuentra libre de influencias (Independiente): No debe existir coacción ni limitación para el desarrollo de la auditoría interna, todo con el fin de no perder la objetividad y el enfoque adecuado que debe tener la auditoría.
  4. Se alinea con las estrategias, los objetivos y los riesgos de la organización: Todo auditor interno se adapta a las necesidades y políticas que posee la organización.
  5. Está posicionada de forma apropiada y cuenta con los recursos adecuados: Tiene todos los recursos necesarios, haciendo que el auditor tenga acceso a todo lo indispensable para desarrollar su auditoría.
  6. Demuestra calidad y mejora continua: El auditor nunca se limita así mismo, siempre retroalimenta su aprendizaje y constantemente busca el cambio y la mejora interna.
  7. Se comunica de forma efectiva: El auditor interno tiene la habilidad y capacidad de trabajar en equipo y usar los medios de comunicación acertados para desarrollar efectivamente su auditoría.
  8. Proporciona aseguramiento basado en riesgos: El auditor enfoca su trabajo en una auditoría basada en riesgos, puesto que entiende la importancia de auditar los procesos enfocados a los riesgos (plan de riesgos de la organización); logrando así una auditoría efectiva.
  9. Hace análisis profundos, es proactiva y está orientada al futuro: Siempre está a la vanguardia, pues se sabe que un auditor no espera a adaptarse al cambio, sino que se anticipa al cambio y genera el cambio, demostrando y desarrollando su habilidad para orientarse siempre al futuro a través de sus análisis y observaciones.
  10. Promueve la mejora organizacional: El auditor interno es un generador de cambio, aportando a través de su auditoría una verdadera mejora continua para la organización.

Fuente: Marco para la práctica profesional IIA -2017. 

Beneficios

  • Da la posibilidad de conocer a fondo el sistema de control teniendo en cuenta la norma ISO 9001 y la reglamentaciones exigidas para darles el debido cumplimiento.
  • A través de la auditoría interna se pueden identificar falencias que no se habían documentado permitiendo que estas se pueda optimizar y a la vez generar una reducción de costos.
  • Se está actualizando constantemente el sistema de inspección para mayor eficacia.
  • Compromete a todos los miembros de la organización a que cumplan con las políticas establecidas y la vez fomenta el compromiso de los mismos.
  • Permite que se generen propuestas de mejora para potencializar el sistema y garantizar el cumplimiento de los objetivos.
  • Las revisiones periódicas ofrecen tener la certificación de una manera más rápida y así eliminar contratiempos que puedan traer las auditorías externas. 

Descargue el eBook donde encontrará todo lo que debe saber sobre la auditoría interna

Temas:Gestion de RiesgoAuditoria internaAuditor Interno

Comentarios