¿Por qué el sector real debe prevenir el lavado de activos?

Por Juan Pablo Calle, el 18 de abril, 2018

Prevenir el lavado de activos y la financiación del terrorismo no es solo un compromiso de las entidades financieras. Conozca aquí por qué su empresa también debería protegerse.

La prevención del lavado de activos y de la financiación del terrorismo (LAFT) en el sector real, más que una obligación, es un asunto de responsabilidad empresarial, pues la gestión de riesgo es uno de los pilares de un buen gobierno corporativo.

A pesar de esto, a menudo se piensa que el riesgo de LAFT es una preocupación y un compromiso exclusivos del sector financiero. Aquí le contamos por qué también su empresa debería protegerse contra estos delitos.

Los riesgos del lavado de activos y de la financiación del terrorismo (LAFT) pueden provenir de diferentes fuentes. La relación con terceros, como clientes, proveedores, socios o colaboradores, puede implicar un riesgo de caer en actividades ilícitas involuntarias.

Por eso, toda actividad económica implica ciertos riesgos. Las amenazas provienen tanto del interior como del exterior de una organización. La falta de controles, no tener una política de gestión de riesgo estructurada o el desconocimiento del personal acerca de los peligros o de los procesos puede favorecer las acciones ilegales.

El problema está en que los perjuicios del LAFT no son visibles sino hasta que se concreta el peligro. Una vez una empresa del sector real ha sido afectada por los delitos de contrabando, lavado de activos o financiación del terrorismo, se producen multas, sanciones, embargos, incluso detenciones o extradiciones de los dueños o administradores. Eso sin contar con las pérdidas de dinero que se ocasionan en los procesos de extinción de dominio.

Por el contrario, las empresas que toman medidas para prevenir el lavado de activos y la financiación del terrorismo disminuyen la probabilidad de sufrir sanciones, además de que mejoran su imagen institucional.

Asimismo, contar con un programa de prevención de lavado de activos y de la financiación del terrorismo en el sector real también trae muchos beneficios organizacionales:

  • Los negocios son más sostenibles.
  • La confianza sectorial se fortalece.
  • La inversión aumenta.
  • La gestión de la empresa se hace más segura.
  • La toma de decisiones se afianza.
  • La competencia económica se legitima.

¿Entonces por dónde comenzar?

Implemente una política de gestión de riesgo

La educación comienza por casa, y esto es aplicable también para los negocios del sector real. Los mecanismos de autorregulación permiten establecer qué medidas preventivas se van a tomar, facilitan la transparencia y esclarecen los procesos. Así se mejora la administración de los riesgos.

Cree un plan de divulgación

No es suficiente con elaborar un plan de gestión de riesgo si no se difunde dentro de la organización. Para descentralizar la gestión de riesgo, es necesario que toda la empresa conozca en qué consiste. Esto fortalecerá la cultura de riesgo y fomentará la participación de las partes interesadas.

Utilice herramientas tecnológicas

Es cierto que muchas empresas del sector real no cuentan ni siquiera con un área de cumplimiento. Por eso, es importante tener un software de gestión de riesgo que ayude a automatizar el proceso. Tenga en cuenta que cualquiera que sea la herramienta que utilice debe administrar de forma integral los riesgos, apoyar la cultura de gestión de riesgo, reducir la subjetividad del análisis y recibir notificaciones automáticas.

¿Quiere saber más sobre cómo prevenir el lavado de activos y la financiación del terrorismo en el sector real? Descargue gratis nuestro manual haciendo clic abajo.

Descargue 14 herramientas y métodos para gestionar el riesgo

Temas:Prevencion de fraude

Comentarios