¡Pilas con los fraudes durante la pandemia!

Por María Camila Arévalo J., el 06 de mayo, 2020

h_gestion_riesgos_frraude

Para nadie es un secreto que la llegada del coronavirus ha impactado de manera negativa a las naciones y empresas, y debido a esto muchos gobiernos han tomado medidas con el fin de evitar pérdidas e inestabilidad por la llegada de la pandemia. Plazos de pago en créditos, disminución de intereses, poder acceder a beneficios financieros de una manera más flexible y ayudas económicas a ciertas entidades son algunas de las soluciones que se han dado. Pero hay que tener en cuenta que este tipo de "ayudas" pueden verse afectadas por el riesgo de fraude

Cuando se toman medidas tan drásticas como las de enviar a todo un país a cuarentena preventiva se incrementa el uso de la tecnología y sobre todo el del correo electrónico, ya que este se convierte en el canal de comunicación más efectivo y directo para brindar toda la información a clientes, así es el caso de los bancos. Sin embargo, personas inescrupulosas se aprovechan de estas situaciones para cometer actos delictivos, uno de los más comunes es el pishing, que consiste en usurpar los mails y hacerlos parecer confiables con el fin de manipular y robar la información de quien lo recibe. 

Por otro lado, muchas entidades financieras han tomado la decisión de flexibilizar los requisitos para que la gente pueda acceder a créditos de libre inversión, alivios en sus pagos, entre otros, generando la posibilidad de que se puedan generar con más facilidad los riesgos de fraude. 

También se pueden dar en las transacciones de compra y venta, ya que puede alterar el precio de los insumos, los procesos licitatorios, brindar productos de mala calidad o realizar robos en línea. 

Gestión de riesgos de fraude

Si tenemos en cuenta los casos anteriormente nombrados, contar con la gestión de riesgos de fraude contribuye a que los estafadores tengan más difícil la tarea de operar ilícitamente, ya que contar con herramientas que permitan analizar los datos, generar alertas y medidas de ciberseguridad  provocan que se creen barreras que eviten que se pueda llevar a cabo operaciones sospechosas o inusuales, es por esto que se le recomienda a las empresas que mantengan actualizado su sistema operativo, los antivirus programados y recomendarle a los empleados no acceder a páginas no verificadas. La información que se reciba por correo electrónico o por otro medio de otros canales digitales debe estar verificada. 

En cuanto las riesgo de crédito, las organizaciones del sector financiero deben realizar evaluaciones a profundidad para verificar para que las personas que lo soliciten y lo obtengan realmente lo necesiten. Realizar una revisión del historial de cada perfil del cliente y las transacciones que ha realizado con los diferentes productos que el banco le otorga. 

Llevar a cabo la segmentación contribuye a conocer cuál es el nivel de riesgo de cada uno de los clientes dentro de la compañía, con el fin de tener más control de las personas que representan un alto riesgo.

Hay que tener en cuenta que los delincuentes se pueden aprovechar esta situación de pandemia y ejecutar prácticas fraudulentas para robar información, datos o dinero. Es por esto que es tan importante analizar detenidamente el histórico de cada persona para identificar la causas de morosidad.

Según lo mencionado en este artículo se puede evidenciar que hay un gran probabilidad de presentarse riesgos de fraude, considerando esto es que se recomienda gestionar de manera adecuada este tipo de amenazas para mitigar y evitar que se materialicen.  

Guía para enfrentar riesgos globales como los de la pandemia

Temas:Gestion de RiesgoCOVID-19PandemiaCoronavirus

Comentarios