México: sector financiero avanza en prevención de lavado de dinero

Por Deicy Pareja, el 25 de enero, 2019

México enfrenta una de sus peores crisis por causa del narcotráfico, la guerra entre carteles de la droga dejó más de 251.000 homicidios entre 2007 y 2018, cifra que sigue en aumento porque continúa la oleada de violencia por el botín de la ‘coca’ la extorsión, el robo y la trata de personas.  

Reducir la cifra de homicidios es uno de los retos del nuevo presidente de México, Andrés Manuel López. Aún así, el país azteca cuenta con un buen sistema para combatir el lavado de dinero y la financiación del terrorismo, según la evaluación del Fondo Monetario Internacional (FMI) del Sistema Antilavado de Dinero y Contra el Financiamiento del terrorismo (ALD/CFT) de México.

La evaluación —una revisión integral de la efectividad del ALD/CFT y su nivel de cumplimiento con las Recomendaciones del GAFI— afirmó que el país debe intensificar sus esfuerzos para perseguir a los lavadores y confiscar sus activos a fin de mitigar los riesgos significativos.

México cuenta con un régimen maduro, con un marco jurídico e institucional correspondientemente bien desarrollado. La nueva evaluación, reporta una mejora significativa en algunas áreas del régimen de lavado de activos y financiación del terrorismo del país, comparado con el que existía cuando el país fue evaluado por última vez en el año 2008.

No obstante, el informe recalca que el país se enfrenta a un riesgo significativo de blanqueo de capitales por parte de la delincuencia organizada por el tráfico de drogas, la extorsión,  la corrupción y evasión fiscal. “En general, México cuenta con buenas medidas preventivas ALD/CFT, medidas mitigadoras del financiamiento del terrorismo y canales eficientes de cooperación internacional”, afirma el Fondo Monetario Internacional en su informe.

A lo que se le suma, aclara el Fondo Monetario, la mayoría de las autoridades clave tienen un buen conocimiento de los riesgos de lavado de activos  y de financiamiento del terrorismo, y en general, existe una buena cooperación y coordinación política.

“La Unidad de Inteligencia Financiera funciona bien y está produciendo una buena inteligencia financiera a la que las autoridades competentes tienen acceso regularmente. Sin embargo, esta inteligencia financiera no suele dar lugar a investigaciones sobre el blanqueo de capitales, los delitos subyacentes y la financiación del terrorismo”, añade.

De acuerdo con el análisis, los supervisores del sector financiero comprenden los riesgos que enfrentan frente al lavado de activos de los grupos organizados  y han implementado enfoques razonables basados en el riesgo para la supervisión de estos delitos.

Asimismo el Fondo Monetario Internacional reconoce que el sector financiero mejoró la calidad de su reporte de transacciones sospechosas en los últimos años.  “La supervisión de las actividades y profesiones no financieras designadas no está muy desarrollada y carece de recursos suficientes, y el nivel de notificación de operaciones sospechosas es bajo. En general, las autoridades mexicanas no han aplicado sanciones reglamentarias de manera efectiva, proporcionada y disuasoria en todos los sectores”, resalta

Sin embargo, hay un vacío legal. El lavado de activos no es investigado ni perseguido penalmente de manera proactiva y sistemática, sino de manera reactiva, caso por caso,  y la cantidad de acciones penales y condenas es muy baja.

Abreviaturas sobre lavado de activos

Temas:Prevencion de fraude

Comentarios