Etapas y fases de la auditoría interna

Por Juan Pablo Calle, el 20 de abril, 2018

h-fases_de_la_auditoria_interna

Conozca aquí las fases de un proceso de auditoría interna y descubra cómo se realiza paso a paso.

Fase de preauditoría

Antes de comenzar el proceso, se realiza un análisis general de la organización que será auditada. De esa manera, el equipo de auditoría puede tener una mejor comprensión de cómo funcionan los procesos y cuáles son los objetivos de la entidad.

En este punto deben tenerse en cuenta los siguientes aspectos:

Marco jurídico: este es el contexto legal que regula a la empresa, su actuación y la forma en la que se asocia con otras organizaciones.

Regulación interna: aquí se incluye la información que ha generado la propia entidad como mecanismo de autorregulación. Por ejemplo, los reglamentos, los acuerdos, las actas de junta directiva, resoluciones, etc.

Estructura organizacional: son todos los elementos que ayudan a alinear todos los niveles de la organización, como ideas rectoras, misión, principios, valores, objetivos, metas, procesos, métodos, tecnología, finanzas, etc.

Después de haber analizado esta información de la empresa, esta se clasifica de la siguiente manera:

  • Posición de la entidad auditada.
  • Objetivos organizacionales.
  • Actividades que realiza.
  • Estructura de la empresa.
  • Recursos con los que cuenta.
  • Presupuesto.
  • Contexto de la industria.

Planeación de la auditoría

En esta fase de la auditoría interna se toman los datos recopilados en la etapa anterior y se crea un plan de auditoría, que debe ser acordado con el cliente. El plan de auditoría debe contener las siguientes informaciones:

  • Objetivos, alcance y criterios de la auditoría.
  • Unidades y áreas que serán auditadas dentro de la empresa.
  • Funcionarios encargados de la calidad de los procesos.
  • Aspectos prioritarios.
  • Tiempo y duración de las inspecciones: fechas y lugares.
  • Cronograma de reuniones.
  • Requerimientos confidenciales.
  • Estructura y entrega del informe final.

Asignación del equipo auditor

El auditor líder debe definir quiénes son los funcionarios que se ocuparán de realizar cada una de las actividades de la auditoría. Para que el proceso sea lo más objetivo posible, los miembros del equipo deben estar libres de conflicto de intereses y no deben estar involucrados en las actividades que están auditando.

  • Auditor líder: Se asegura de que se cumpla el plan de auditoría, de que las actividades sean efectivas y de que se mantenga el alcance definido previamente.
  • Auditores: son los encargado de planear y desarrollar las tareas asignadas. Recopila y analiza las evidencias y extrae las conclusiones. Documenta los resultados y redacta los informes.

Ejecución de la auditoría

Esta fase de la auditoría interna comienza con una reunión de apertura, donde se presentan los miembros del equipo y se revisa el plan. Asimismo, se plantean las metodologías y los procedimientos que se van a utilizar, se definen los recursos que se necesitan y se revisan los procedimientos de seguridad y emergencia.

Posteriormente se recopila y analiza la información recolectada por el equipo auditor y se evalúa si los criterios del plan de auditoría se están cumpliendo cabalmente.

Después de que se recopila toda la evidencia, los auditores se reúnen con la gerencia y con los responsables de las funciones auditadas. En esta reunión se presentan los resultados, se resuelven los desacuerdos y se plantean las conclusiones.  

Preparación del informe

El objetivo final de la auditoría interna es divulgar los resultados obtenidos. En esta fase de la auditoría se elabora el informe de auditoría, que debe contener las informaciones que fueron predeterminadas en el plan inicial de auditoría, como la información del cliente, los objetivos y el alcance, los criterios acordados, los tiempos de auditoría, la identificación del equipo auditor, el resumen del proceso, las conclusiones, la declaración de confidencialidad y la lista de distribución del informe.

Distribución del informe

Cuando ya esté preparado y aprobado el informe final, una copia de este debe ser enviada al responsable de la sección correspondiente. El informe y los documentos se entrega al encargado de calidad de la empresa y a la Junta Directiva para que posteriormente sea archivado.

Seguimiento de las acciones

Cuando no haya conformidad con el informe final, se plantean y se registran las acciones correctivas. Estas deben ser notificadas al encargado de calidad para que haga el trámite correspondiente y las resuelva en el tiempo estipulado.   

Es una buena práctica también incluir en el proceso de auditoría una lista de chequeo que ayude a identificar los aspectos más críticos. A continuación puede descargar una guía gratuita para hacerlo.

Nueva llamada a la acción

Temas:Gestion de RiesgoGobierno, Riesgo y Cumplimiento (GRC)

Comentarios