Estándares internacionales para el sistema LAFT

Por María Camila Arévalo J., el 23 de octubre, 2019

h_estandares_internacionales_LAFT

Todo lo relacionado al lavado de activos y la financiación del terrorismo (LAFT) cuenta con unos estándares mundiales, los cuales son otorgados por órganos de control internacionales.

Uno de los que se destaca, es el Grupo de Acción Financiera Internacional más conocido con sus siglas en español como (GAFI), este es un organismo intergubernamental que se encarga de brindar políticas y recomendaciones que deben llevar a cabo los países, con el fin de tener un adecuado y eficiente sistema contra el lavado de dinero y la financiación del terrorismo.

Cabe resaltar que en 1990 el GAFI aprobó 40 recomendaciones contra el lavado de activos y en el 2001 incluyó ocho relacionadas a la financiación del terrorismo, una vez sucedió el trágico atentado terrorista de las Torres Gemelas en Estados Unidos, estas se ampliaron a nueve. 

Sin embargo, el 16 de febrero del 2012 el GAFI decidió aprobar y unificar las recomendaciones anteriormente propuestas en solo 40. Estas fueron reconocidas por el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional como los estándares internacionales que son avalados en todo el tema del lavado de activos y la financiación del terrorismo.

Recomendaciones del GAFI

  1. Evaluación de riesgos y aplicación de un enfoque basado en riesgo.
  2.  Cooperación y coordinación nacional.
  3. Delito de lavado de activos.
  4. Decomiso y medidas provisionales.
  5. Delito de financiamiento del terrorismo.
  6. Sanciones financieras dirigidas relacionadas con el terrorismo y el financiamiento
    del terrorismo.
  7. Sanciones financieras dirigidas relacionadas con la proliferación.
  8. Organizaciones sin fines de lucro.
  9. Leyes sobre el secreto de las instituciones financieras.
  10. Debida diligencia del cliente.
  11. Mantenimiento de registros.
  12. Personas expuestas políticamente.
  13. Banca corresponsal.
  14. Servicios de transferencia de dinero o valores.
  15. Nuevas tecnologías.
  16. Transferencias electrónicas.
  17. Dependencia en terceros.
  18. Controles internos y filiales y subsidiarias.
  19. Países de mayor riesgo.
  20. Reporte de operaciones sospechosas.
  21. Revelación (tipping-off) y confidencialidad.
  22. APNFD: debida diligencia del cliente.
  23. APNFD: Otras medidas.
  24. Transparencia y beneficiario final de las personas jurídicas.
  25. Transparencia y beneficiario final de otras estructuras jurídicas.
  26. Regulación y supervisión de las instituciones financieras. 
  27. Facultades de los supervisores.
  28. Regulación y supervisión de las APNFD.
  29. Unidades de inteligencia financiera.
  30. Responsabilidades de las autoridades de orden público e investigativas.
  31. Facultades de las autoridades de orden público e investigativas. 
  32. Transporte de efectivo.
  33. Estadísticas.
  34. Guía y retroalimentación.
  35. Sanciones.
  36. Instrumentos internacionales. 
  37. Asistencia legal mutua. 
  38. Asistencia legal mutua: congelamiento y decomiso.
  39. Extradición.
  40. Otras formas de cooperación internacional.

Tomado de: Grupo de Acción Financiera de Latinoamérica. 

Las recomendaciones anteriormente nombradas son un grupo de medidas que los países deben poner en práctica para que luchar contra el lavado de dinero y la financiación del terrorismo.

Es importante tener en cuenta que cada nación contiene una serie de marcos legales, administrativos y operacionales. Al igual que los sistemas financieros operan de diferente forma, es por esto que no pueden implementar las mismas medidas.

Realizar esta acción permite que los países puedan identificar los riesgos a los que pueden estar expuestos y de esta manera crear políticas y controles tanto internos como externos que los ayuden a luchar contra el lavado de activos y la financiación del terrorismo. De igual manera, proteger al sistema financiero y otros sectores que se puedan ver vulnerados por este tipo de delitos.

Además, deberán establecer responsables que se encarguen de auditar, investigar y supervisar; y contribuir con la cooperación internacional. 

Por otro lado, el GAFI también brinda una serie de guías y de mejores prácticas que contribuyen a que los estados puedan aplicar de manera correcta la normas que dicta. Aunque implementar esto no es obligatorio para el cumplimiento de los estándares puede ser de gran ayuda para contar con un sistema de gestión eficaz y adecuado

Click me

Temas:Lavado de activosPrevencion del terrorismoSarlaft

Comentarios