Descubra cómo se generan los riesgos

Por Juan Pablo Calle, el 05 de diciembre, 2017

Los riesgos pueden originarse ya sea por factores externos o por aquellos que son inherentes a las actividades de la empresa. En este artículo se lo explicamos.

Un riesgo es cualquier evento que pueda influir de forma negativa o positiva en el desarrollo de un proyecto o en las actividades de una empresa. Puede tener una o más causas y, si se produce, es posible que genere uno o más impactos.

Por su parte, la gestión de riesgos es una metodología sistemática y formal que se concentra en identificar y controlar eventos que tienen la capacidad de provocar un cambio no deseado. 

<<Haga clic aquí y conozca 3 consejos para indentificar riesgos>>

Para llevar a cabo un adecuado manejo del riesgo, es necesario que el gestor identifique de dónde provienen las amenazas. Estas pueden originarse por el entorno de la organización o por las actividades normales de la empresa.  

Riesgos generados por el entorno

Los riesgos que se producen por el entorno pueden ser aquellos que la naturaleza le genera a una organización, como huracanes, lluvias, inundaciones, terremotos, maremotos, tsunamis, erupciones volcánicas, plagas, epidemias, virus y muchos otros.

Pero también pueden ser aquellos riesgos que una organización le genera a la naturaleza, como la contaminación de las aguas, la contaminación del aire mediante emisiones de gases o material particulado, la deforestación, la generación de estériles, la afectación a la comunidad y muchos otros que son comunes en la mayoría de las actividades industriales.

A su vez, dentro de los riesgos del entorno se encuentran los asociados con el país, la región o la ciudad de ubicación de la empresa. Dependiendo de la localización, de sus vecinos, sus políticas de relaciones exteriores, sus políticas monetarias y cambiarias, su tipo de gobierno y qué tan estable sea, se producen una serie de riesgos que tienen que ver con lo social, lo económico y lo político.

Además, en la categoría de los riesgos generados por el entorno, están aquellos que se asocian al mercado en su conjunto. El solo hecho de pertenecer a un sector industrial acarrea sus propios riesgos particulares, que son diferentes a los de otro sector. Estos riegos se conocen como riesgos sistemáticos.

Riesgos generados por las actividades normales de la empresa

El desarrollo de las actividades cotidianas de una organización, que obedecen a su objeto o razón social, conllevan una serie de riesgos propios que se conocen como riesgos no sistemáticos, los cuales pueden impactar directamente en los procesos, en el recurso humano, en la parte financiera y organizacional, e incluso en los propios clientes.

En esta categoría tenemos riesgos como el riesgo de reputación o buen nombre, el riesgo estratégico y el riesgo operativo, así como los riesgos financieros, entre ellos el riesgo de crédito y el riesgo de liquidez. También están aquí los riesgos legales, el riesgo tecnológico, los riesgos laborales y los riesgos físicos generados por la misma operación de la empresa.

Ahora que conoce cómo pueden originarse los riesgos, descargue nuestra guía de herramientas para identificar el riesgo, en la cual conocerá cinco opciones para comenzar el proceso. Haga clic abajo y descárguela gratis.

Descargue una guía completa para identificar el riesgo

Temas:Gestion de Riesgo

Comentarios