Por qué un banco debe emprender la Debida Diligencia del Cliente

Por Deicy Pareja, el 22 de marzo, 2019

Conocer al cliente

Los bancos tienen varias responsabilidades que no deben evadir y que están consagradas en las recomendaciones que el Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI) le da a los países para trazar sus políticas. 

Entre ellas, la Debida Diligencia del Cliente (DDC), el monitoreo de registros, de transacciones sospechosas y de personas expuestas políticamente; así como controles internos, filiales y subsidiarias.

En este artículo nos centraremos en la Debida Diligencia del Cliente (DDC), cuando establecen relaciones comerciales, que incluye identificar al cliente y verificar su identidad, para evitar que las redes blanqueen dinero proveniente del narcotráfico, la extorsión, la trata de personas,el tráfico de armas y de migrantes.

Citaremos de forma textual la recomendación de GAFI para emprender medidas de Debida Diligencia del Cliente (DDC) cuando este establece relaciones comerciales; realiza transacciones ocasionales por encima del umbral aplicable designado (USD/EUR 15,000); o está ante transferencias electrónicas con el propósito de detectar aquellas que carezcan de la información requerida sobre el originador y beneficiario, con el fin de tomar las medidas apropiadas.

La Debida Diligencia del Cliente también debe hacerse cuando hay sospecha de lavado de activos o financiación del terrorismo; la institución financiera tiene dudas sobre la veracidad o idoneidad de los datos de identificación sobre el cliente obtenidos previamente.


GAFI señala que las medidas de  Debida Diligencia del Cliente a tomar son las siguientes:

  • Identificar al cliente y verificar su identidad utilizando documentos, datos o información confiable, de fuentes independientes.
  • Identificar al beneficiario final y tomar medidas razonables para verificar la identidad del beneficiario final, de manera tal que la institución financiera esté convencida de que conoce quién es el beneficiario final. Para las personas jurídicas y otras estructuras jurídicas, esto debe incluir que las instituciones financieras entiendan la estructura de titularidad y de control del cliente.
  • Entender, y cuando corresponda, obtener información sobre el propósito y el carácter que se pretende dar a la relación comercial. 
  • Realizar una debida diligencia continua de la relación comercial y examinar las transacciones llevadas a cabo a lo largo de esa relación para asegurar que las transacciones que se realicen sean consistentes con el conocimiento que tiene la institución sobre el cliente, su actividad comercial y el perfil de riesgo, incluyendo, cuando sea necesario, la fuente de los fondos. 

El Grupo de Acción Financiera Internacional recomienda a los gobiernos exigir a la banca  que aplique estas medidas de DDC, pero deben determinar el alcance de estas, utilizando un Enfoque Basado en Riesgo. “Debe exigirse a las instituciones financieras que verifiquen la identidad del cliente y del beneficiario final antes o durante el curso del establecimiento de una relación comercial o al realizar transacciones para clientes ocasionales”.  lee: El Abecé de prevención de lavado de activos en bancos

Asimismo, dice que los países pueden permitir a las instituciones financieras que completen la verificación tan pronto como sea razonable luego de establecer la relación, cuando los riesgos de lavado de activos y financiación del terrorismo se manejen con eficacia y cuando resulte esencial para no interrumpir el curso normal de la actividad.  Conoce el caso Banamex: el alto precio de no reportar transacciones sospechosas

Si un banco comienza relaciones financieras con un perfil que no es claro, se le debe exigir que no abra la cuenta, comience relaciones comerciales o realice la transacción; que termine la relación comercial; y debe considerar hacer un reporte de transacciones sospechosas sobre el cliente. Estos requisitos se deben aplicar a todos los clientes nuevos, pero también a los clientes existentes atendiendo a la importancia relativa y al riesgo. 

Los bancos deben conocer y supervisar a sus clientes de forma periódica, tener tecnología para procesar grandes volúmenes de datos que generen alertas sobre actividades sospechosas de los clientes  para contribuir de forma transparente al sistema antilavado de activos y financiación del terrorismo, el cual ha tenido un importante progreso jurídico, en las últimas dos décadas. Lee: 3 herramientas para monitorear operaciones sospechosas 

 Abreviaturas sobre lavado de activos

Temas:Gestion de RiesgoPrevencion de fraude

Comentarios