Conozca los componentes del control interno de una empresa

Por Juan Pablo Calle, el 06 de abril, 2018

Entender los componentes del control interno de una empresa le permitirá diseñar, implementar y operar efectivamente los controles en los procesos de su negocio. Aquí le explicamos cada uno.

Ambiente interno de control

La estructura del control interno de una empresa comienza por el ambiente interno de control, que es la actitud de una compañía frente a los procesos de auditoria y los controles en el interior de la empresa. Existen varios elementos que debe tener un ambiente interno de control: la filosofía de la administración frente a la gestión de riesgo, el nivel de apetito al riesgo, un directorio comprometido, la integridad y los valores éticos, una estructura organizacional sólida y una adecuada asignación de funciones. Incluso los sistemas mejor diseñados para gestionar el riesgo pueden fallar cuando la organización no cuenta con políticas estructuradas que establezcan directrices claras.

Evaluación de riesgo

Entre los componentes del control interno de una empresa se encuentra la evaluación de riesgo. Esta consiste en la identificación de puntos claves en los procesos de la compañía en los que es fundamental llevar a cabo un control exhaustivo. Aquí el oficial de cumplimiento debe preguntarse qué es lo que está saliendo mal. Con el fin de completar un análisis formal de la evaluación de riesgo, debe examinar en detalle las diferentes fases del negocio. Esto se puede hacer a través de diagramas de flujo y de la descripción minuciosa, uno a uno, de los procesos de la empresa.

Información y comunicación

La información y la comunicación forman parte de las características del control interno de una empresa. Ambos conceptos aluden al proceso de recopilar y distribuir información relacionada con los mecanismos de control a través de todas las dependencias de la entidad. Este proceso se hace efectivo cuando incluye sistemas de información que transmitan a cada funcionario las nociones básicas del manejo interno de los proyectos y de los procesos. La información y comunicación comprende los manuales, el entrenamiento grupal, las campañas de divulgación y todas las maneras de difundir las actividades de control dentro de la compañía.

Monitoreo

Dentro de los componentes del control interno de una empresa está el monitoreo, que se refiere al mecanismo de auditoría por medio del cual se detectan fallas, se comprueba que los sistemas de control interno estén efectivamente diseñados y que continúen operando de manera adecuada. Un monitoreo apropiado pone a prueba las actividades y los procesos de control existentes para hacerles seguimiento a los cambios del negocio. El monitoreo implica también contar con un proceso para comunicar de manera oportuna cuáles controles no están siendo efectivos. De esa manera los miembros de la compañía pueden entender a tiempo cuándo se debe cambiar el rumbo.

Control de las actividades

Esta característica del control interno comprende las actividades que realiza el personal de una compañía para asegurarse de que los controles están surtiendo efecto. Estas actividades están diseñadas para abordar los eventos que se encontraron al evaluar el riesgo, para luego implementar las mejoras y monitorear su funcionamiento.

Una buena manera de controlar los riesgos en su empresa es a través de indicadores clave de riesgo. Haga clic abajo y descargue una guía gratuita que le enseñará cómo usarlos.

Descargue guía gratuita sobre indicadores clave de riesgo

Temas:Gestion de Riesgo

Comentarios