Conozca los elementos de la gestión del riesgo LAFT para la implementación del sistema

Por María Camila Arévalo J., el 13 de junio, 2019

h_generalidades_de_la_gestion

Para iniciar un sistema de gestión operativo enfocado contra el lavado de activos y la financiación del terrorismo es importante tener en cuenta que es igual al que se aplica con el de riesgo operacional, ya que se basa en la ISO 31.000, que es la directriz general en todo lo relacionado a la gestión de riesgo.

Debemos resaltar que un sistema de gestión está compuesto por principios, marco de referencia y procesos, todo este engranaje lo que nos da es una arquitectura de cómo se debería emplear la gestión como tal.

Pero ¿qué información debo emplear en cada uno de los ítems anteriormente mencionados?

Principios

  • Crear valor.
  • Es parte integral de los procesos de la empresa.
  • Es parte de la toma de decisión.
  • Aborda la incertidumbre.
  • Consideración de los factores humanos y culturales.
  • Sistemática, estructurada y oportuna.
  • Transparente e inclusiva.
  • Facilita la mejora y realza a la organización.

Marco de referencia

Se analiza el contexto interno y externo de la compañía, el compromiso de la alta dirección y acá se plasma el proceso que se va a llevar a cabo

Proceso

Este incluye la identificación del riesgo, el análisis, la evaluación y el tratamiento que se le va a dar, con el fin de siempre brindar una retroalimentación.

Para llevar a cabo la gestión contra el lavado de activos y la financiación del terrorismo, es importante entender algunos términos que son claves durante su ejecución, pues cada uno de ellos brinda un aporte valioso para que lo que se ponga en marcha pueda funcionar.

Generalidades de la gestión LAFT

Sistema de prevención de LAFT:

Políticas, procedimientos y controles para la gestión de riesgo de este tipo.

Riesgo LAFT:

Son todas las pérdidas que se materializan cuando una persona quiere dar apariencia de legalidad, las actividades ilícitas o transacciones y fondos vinculados al lavado de activos y financiación del terrorismo.

Tolerancia al riesgo LAFT:

Es como una empresa está dispuesta a asumir el riesgo de acuerdo con su nivel de exposición y con su capacidad de gestión, es el nivel de aceptación que la organización tiene.

Operaciones inusuales:

Son aquellas que se salen completamente de la rutina de cómo funcionan normalmente las cosas, es decir que se está haciendo algo de una forma diferente y sin ningún soporte.

Operaciones sospechosas:

Son las que una vez se hayan identificado como inusuales, al momento del análisis y la evaluación no justifican su uso, es decir no cuenta con un respaldo.

Efectividad del sistema de prevención de LAFT:

Capacidad de mitigar los riesgos que se puedan presentar.

Personas expuestas políticamente (PEP):

Quienes por su actividad están relacionadas con personas o fondos públicos.

Por otro lado, se debe considerar que existen cuatro factores de riesgo dentro de este tipo de gestión, los cuales podrían generar la materialización de esto.

Cliente: Persona natural o jurídica con la que se establece una relación contractual de carácter financiero, económico o comercial.

Productos – servicios: los que se ofrecen durante la relación o en el contrato.

Canales de distribución: ya sea por internet, telefonía, dispositivos móviles, cajeros automáticos y conexión remota.

Zona geográfica: lugares donde se ofrecen los productos o servicios, ya sea nacional o internacionalmente. Acá se debe tener en cuenta los índices de criminalidad, características económico-financieras y sociodemográficas.

En cuanto al organigrama este se divide en tres fases: la primera que está a cargo de la alta gerencia o la dirección, allí se deben establecer los objetivos comerciales y de la empresa, la autoevaluación que se va a poner en marcha y su metodología, aprobación y revisión del manual de prevención y el funcionamiento del sistema LAFT, designa al oficial de cumplimiento, cuál va ser su labor, establecer todos los recursos que se necesitan para la ejecución y aprobar el plan de capacitación.

Luego sigue el oficial de cumplimiento, quien es el encargado de proponer las estrategias para prevenir y gestionar los riesgos, elaborar el manual de prevención, vigilar la implementación y el funcionamiento del sistema, evaluar y verificar la aplicación de políticas y procedimientos, y del plan de capacitación, verificar que se incluya la revisión de las listas antiterroristas y vigilar el sistema de monitoreo y cómo serán las señales de alertas.

Y por último termina con el comité de prevención LAFT que su misión es brindar apoyo al oficial de cumplimiento, debe seguir el reglamento que se le imponga y ayudará en la construcción de subcomités para la administración del riesgo.

Otra de las cosas más importantes son los procedimientos que debe tener sistema de riesgo:

  1. Aceptación, identificación y conocimiento de los clientes.
  2. Calificación del riesgo cliente.
  3. Conservación y actualización de la información.
  4. Establecimiento de alertas
  5. Analizar las operaciones que presenten características inusuales.
  6. Remitir las operaciones sospechosas.
  7. Reportar las operaciones sistemáticas mensuales
  8. Desvinculación de clientes.

Nueva llamada a la acción

Temas:Gestion de RiesgoPrevencion de fraudeLavado de activosPrevencion del terrorismo

Comentarios