¿Cómo dominar la matriz de riesgo?

Por María Camila Arévalo J., el 24 de junio, 2020

h_matriz_riesgo

En el mundo corporativo, la matriz de riesgos es inevitable. Las empresas enfrentan riesgos operacionales diariamente al administrar ventas, comunicación, aliados, competidores, etc. Sea cual sea el sector en que su empresa se encaja, la pregunta más importante que usted debe hacerse es: ‘¿qué podría salir mal?’.

La operación de cualquier empresa está destinada a tener errores y riesgos vagando por los departamentos. Los equipos son regularmente impactados por riesgos. Obtener conocimiento y herramientas es crucial para evaluar y controlar cada situación. Dicho esto, en este artículo queremos revelar 5 secretos de la matriz de riesgo. Pero primero vamos a entender cómo identificar los elementos del análisis de riesgos.

La definición de matriz de riesgos

La matriz de riesgos es un modelo de análisis que es usado para mapear los niveles de riesgos en un determinado departamento, proceso, procedimiento y etc. Categoriza las probabilidades con relación a consecuencias específicas, ya sean mejoras o penalidades. De esa forma, los profesionales pueden usar la matriz para ampliar la visión sobre los riesgos de sus decisiones.

Cómo usar la matriz

La matriz de riesgos es usada para analizar (básicamente) dos variables: el impacto y la probabilidad de que algo específico ocurra. Esas variables son destinadas a evaluar el impacto de los riesgos con sus consecuencias y la chance de que ocurran. El enfoque de la matriz es posicionar con precisión cuestiones específicas en la matriz de riesgos conforme a su probabilidad.

Impacto

Insignificante: problemas que no amenazan o impactan en la organización o proceso.
Menor: riesgos que crean pequeñas situaciones atípicas, pero no afectan y no bloquean el flujo de un sistema organizacional.
Moderado: problemas que pueden crear consecuencias negativas, proyectando amenazas y problemas a las personas y actividades de la organización.
Crítico: riesgos que crean escenarios con una o varias consecuencias negativas para proyectos, departamentos, áreas, etc., y también pueden crear situaciones de peligro para las personas relacionadas al proceso.
Catastrófico: cuestiones que crean impactos extremadamente graves para todo el sistema. Hace con que toda la operación falle e impacte severamente en los individuos próximos al evento.

Probabilidad

Baja: extremadamente raro y puede ser ignorado en un sistema organizacional amplio.
Mediana: situaciones plausibles, pero inusuales, que pueden desarrollar riesgos adicionales para ciertas operaciones o estrategias.
Alta: escenarios de riesgo comunes que deben ser resueltos inmediatamente, para evitar peligros en el flujo del sistema.
Extrema: problemas serios que muy probablemente ocurrirán y pueden tener un gran impacto en toda la organización.

Nueva llamada a la acción

Comentarios