Caso del Banco Peravia de República Dominicana por lavado de dinero

Por Deicy Pareja, el 09 de enero, 2019

Los dueños del Banco Peravia de República Dominicana enfrentaron un escándalo a finales del año pasado por lavado de activos y estafa, delitos que cometieron a través de la entidad bancaria. 

El fraude sería por más de 2.000 millones de pesos dominicanos (al menos 40 millones de dólares).

Se trata del venezolano y expropietario del Peravia, Gabriel Arturo Jiménez, quien recibió una condena de tres años de prisión en noviembre pasado en Estados Unidos, tras ocho meses de declararse culpable por conspiración para lavado de dinero.

Otro venezolano involucrado en el escándalo fue Raul Gorrin Belisario (Gorrin) a quien se le atribuye conspiración para violar la Ley de Prácticas Corruptas en el Extranjero (FCPA) y por lavado de dinero.

De acuerdo con la investigación, los venezolanos utilizaron el banco para pagar sobornos a funcionarios del gobierno venezolano (en la presidencia de Hugo Chávez), a cambio de contratos para lavar dinero y hacer transacciones ilegales a través de tarjetas de crédito, desembolsos de efectivo y transferencias bancarias.

Según la investigación de la Fiscalía, que empezó en 2014, Gorrin se asoció con Jiménez para adquirir Banco Peravia, lavar los sobornos pagados a los funcionarios venezolanos y las ganancias del plan.

Uno de los funcionarios involucrados en el lavado de activos fue el extesorero de Venezuela, Alejandro Andrade, condenado a 10 años de prisión por lavado de dinero y sobornos, quien reconoció ante la Fiscalía que recibió más de US$1.000 millones  por usar su posición como tesorero nacional para adjudicarles transacciones de cambio de divisas a tasas favorables.

La Fiscalía de república Dominicana, emitió un comunicado en el que asegura que "Jiménez y sus co-conspiradores tomaron la decisión de utilizar el Banco Peravia para pagar sobornos a funcionarios del Gobierno venezolano a cambio de contratos" y así llevar a cabo planes en base a cambios de moneda y lavado el dinero”.

A este nuevo escándalo de suma que Peravia fue intervenido en el 2003 por la Superintendencia de Bancos de República Dominicana por presuntas estafas y , enriquecimiento ilícito.

Lavado de activos, cada vez más visible

Este es tan solo uno de los cientos casos que se ven en el mundo de bancos involucrados en lavado de activos, por ello, cada vez las normas son más drásticas para los bancos que no cuenten con tecnología para detectar actividades sospechosas de sus clientes y no reporten estas ante las autoridades.

Para dar apariencia legal a su dinero sucio, proveniente del narcotráfico, tráfico de armas, trata de personas y corrupción, los lavadores acuden a los bancos, algunos tratando de despistar a estas entidades y otros con la complicidad de estos.

Los directores y funcionarios de bancos además de quedar involucrados en investigaciones judiciales  y perder la libertad, deben pagar millonarias multas,  perder la buena reputación, la confianza de los clientes, lo que podría llevarla a la quiebra.

 

Abreviaturas sobre lavado de activos
Temas:Prevencion de fraude

Comentarios