Caso Banamex: el alto precio de no reportar transacciones sospechosas

Por Deicy Pareja, el 30 de noviembre, 2018

Banamex USA de Citigroup reconoció públicamente que en cinco años (2007 y 2012) tuvo 18.000 transacciones inusuales de sus clientes, que sumaban 142 millones de dólares, pero solo reportó nueve casos.

No conocer el perfil financiero del cliente o ignorarlo, pasando por alto las incoherencias entre sus ingresos y transacciones bancarias puede salir muy caro. Fue el caso Banamex, que pagó casi 100 millones de dólares de multa y enfrentó un escándalo e investigaciones por parte del Departamento de Justicia de los Estados Unidos por negligencia y falta de supervisión.

Esa ausencia de control permitió que muchos clientes blanquearan dinero proveniente del narcotráfico. El caso más emblemático fue el de Antonio Peña Argüelles, quien abrió una cuenta en el año 2005 y en la entrevista financiera sustentó que tenía una pequeña empresa de ganado. A su cuenta ingresaban 50 dólares mensuales, pero un día cualquiera hizo una consignación desde México mayor a siete millones de dólares, consignaciones que fueron comunes en los movimientos del ganadero sin ninguna justificación razonable.

citi

Descargue una guía gratuita de señales de alerta para detectar lavado de activos 

El error de Citigroup fue no documentar esas alertas, ni siquiera tras el asesinato del hermano del ganadero, registrada en 2011, investigado por lavar dinero del narcotráfico y robar a ‘Los Zetas’, datos que salieron en todos los noticieros, pero que la firma bancaria ignoró y permitió que Peña continuara moviendo dinero en su entidad.

De acuerdo con reportes de prensa, Peña movió 59.4 millones de dólares a través de la cuenta, pero el banco no reportó su sospechosa actividad financiera, ni siquiera cuando fiscales de los Estados Unidos pidieron datos de su cuenta bancaria, ni tras su captura. En 2013, cuando las autoridades de Supervisión pidieron revisar el histórico de las cuentas, fue que salió a la luz esa absurda cifra. 

Banamex reconoció por medio de un comunicado de prensa que apenas dos personas revisaban las transacciones de sus clientes, a pesar de que el banco recibió más de 30 millones de  remesas provenientes de Estados Unidos con origen a México (2007- 2005), que sumaban más de 8.800 millones de dólares. Eso sin contar las 18.000 transacciones inusuales de sus clientes.

Por lo que tras la sanción económica, la firma bancaria se comprometió con colaborar en las investigaciones de lavado de activos, lo que incluía ampliar su equipo de gestión de riesgo, así como reforzar las herramientas tecnológicas para detectar de forma automática las operaciones sospechosas.

Precisamente, para evitar líos con las autoridades, muchas entidades bancarias, están optando por adquirir un software que detecte por sí solo las transacciones inusuales y emita a los gestores de riesgo alertas. 

ABC de lavado de activos

Comentarios