Anticiparse al futuro, clave para minimizar el riesgo financiero

Por Hugo Ángel, el 04 de enero, 2019

Las empresas cada vez son más conscientes de los riesgos financieros que enfrentan y trabajan para reducirlos y evitar problemas que las lleve a la quiebra.

Si bien, es imposible eliminar completamente los riesgos, estos si se pueden mitigar, gestionar y manejar para que no se afecte a la compañía. Una amenaza no se puede controlar si no se conoce, no se analiza ni se anticipa al futuro.

En la medida en que la organización tenga más información, basada en distintos frentes, es decir, riesgos internos y externos (contexto del país o del sector en que se mueve el negocio), se podrá acercar más a lo que ocurra en el futuro, así se pueden prevenir situaciones que afecten de forma considerable a la empresa.

Descargue el ebook gratis de las claves para que sepa cuándo y cómo hacer un análisis de riesgo financiero.

Estudiar los riesgos es ir un paso adelante


Adelantarse al futuro es lograr que el Comité de Riesgos analice toda la información que permita estudiar no sólo eventos recurrentes sino también los pocos probables, describir el impacto y la probabilidad de cada amenaza, para priorizar y evaluar estrategias de gestión de riesgos. 

Anticiparse al futuro, representa recoger información amplia y discriminada para comprender los riesgos de la empresa, de cada área de esta, de los procesos y de los proyectos. También es identificar cada riesgo y realizar un inventario de estos y describir cada uno para priorizar los de  alta probabilidad e impacto.

No se anticipa al futuro si el Comité de Riesgos no hace nada con la información, esta debe ser valorada, para establecer cuáles amenazas requieren un tratamiento inmediato. Lo recomendable es que con los datos se profundice en cada riesgo y se clasifique como alto (es muy factible que se presente), medio (factible) o bajo (muy poco factible).

De esta forma, se predicen crisis que puede enfrentar la compañía y se trabaja con más conocimiento para reducir la exposición, el impacto y los daños, también, se  unifican criterios, se trazan estrategias de prevención y mitigación.

Cada empresa, de acuerdo al sector, país y contexto tiene riesgos financieros. Sin embargo, es fundamental que los riesgos potenciales se identifiquen y que se evalúe su impacto

 

La guía de métodos para gestionar el riesgo operativo

 

Temas:Riesgo Financiero

Comentarios