5 consejos prácticos para usar indicadores clave de riesgo (KRI)

Por Juan Pablo Calle, el 21 de marzo, 2018

Seguramente usted ya sepa qué son indicadores clave de riesgo, pero tal vez no esté seguro de cómo utilizarlos. Aquí le mostramos 5 mejores prácticas para incorporarlos a la gestión de riesgo.

Los indicadores clave de riesgo (KRI) son métricas predictivas que ayudan a medir la probabilidad o consecuencia de que un riesgo ocurra. A la hora de diseñarlos y usarlos es importante tener en cuenta algunas buenas prácticas para emplearlos adecuadamente.

Pero antes de saber cuáles son, es necesario que conozca las diferentes clases de indicadores de riesgo que existen.

Tipos de indicadores de riesgo (KRI)

Indicadores lagging

Monitorean datos retrospectivamente, revisando acontecimientos del pasado para identificar cambios en el patrón o en la tendencia de un evento específico. Estos tipos de KRI se aseguran de que la exposición al riesgo sea minimizada a tiempo para prevenir o reducir un impacto futuro.

Indicadores predictivos

Se usan para señalar cambios en la probabilidad de ocurrencia de un evento de riesgo en el futuro. Esta clase de indicadores ayudan a los gestores para que tomen acciones oportunas antes de que los riesgos se materialicen.

Indicadores coincidentes

En lugar de predecir eventos futuros, este tipo de indicadores expresa los cambios en la coyuntura económica, como las variaciones de mercado o de las tasas de interés.

Ahora que conoce cada uno de ellos, le daremos algunos tips para que sepa cómo utilizarlos:

1. Limite el número de indicadores

Concéntrese en los indicadores de riesgo que sean más urgentes, pues, si está midiendo todo, en realidad no estará midiendo nada. En caso de que haya múltiples KRI que puedan relacionarse con un riesgo específico, seleccione solo dos o tres que tengan un mayor impacto y que sean más informativos.

Recuerde que un buen indicador clave de riesgo es aquel que proporciona información relevante sobre riesgos potenciales que puedan impactar en los objetivos estratégicos de la empresa o que puedan señalar nuevas oportunidades de mejora. De esa manera, los KRI que escoja serán aquellos que aporten más rigor a la evaluación del riesgo.

  1. 2. No se restrinja a las fuentes internas de información

Cuando esté recolectando fuentes de información para diseñar indicadores, no se limite a la data interna de la organización. Analizar fuentes externas le permitirá reconocer nuevos riesgos o amenazas emergentes que puedan afectar el objetivo estratégico del negocio. 

Puede reunirse, por ejemplo, con un panel de expertos que conozcan la información disponible y que sepan cómo usarla para reducir la probabilidad de que ocurra de nuevo un evento de riesgo.

Asimismo, las técnicas de benchmarking son útiles para comparar procesos, servicios o productos entre diferentes empresas. Esa comparación permite recopilar información que ayude a diseñar buenos indicadores.

  1. 3. Sistematice el proceso

Es mejor automatizar la información que tenga disponible, ya sea en un archivo de Excel o en un software de riesgo. De esa manera evitará la manipulación equivocada de los datos y disminuirá la posibilidad de errores humanos.

Usando un software de riesgos, puede reducir la subjetividad del análisis, optimiza la monitorización de los indicadores y facilita la visualización de procesos internos fallidos o que sirvan de base para crear KRI efectivos. 

  1. 4. Monitoree los KRI

Los indicadores clave de riesgo son un mecanismo por medio del cual el gestor puede cerciorarse de que el negocio se mantenga dentro de los límites establecidos de apetito al riesgo.

Al monitorearlos, puede usarlos como un mecanismo para identificar cambios u oportunidades de mejora, así como tendencias en el tiempo y mudanzas en las características de los diferentes eventos de riesgo. 

5. Utilice un dashboard para registrar los indicadores

Recuerde que los indicadores clave de riesgo no ayudan a tratar o a manejar el riesgo; apenas son una alerta que indica un cambio en la probabilidad de que un riesgo ocurra. Por eso, es conveniente presentarlos gráficamente en un tablero que resalte con colores las áreas más urgentes o relevantes.  

De esa manera usted podrá visualizar el problema y se facilitará la toma de decisiones. En definitiva, usar un dashboard para ingresar los indicadores le permitirá convertir los datos en información relevante que le ayude a alcanzar los objetivos del negocio.

Ahora que descubrió las buenas prácticas para utilizar indicadores clave de riesgo, ¿quiere saberlo todo sobre ellos y pasar al siguiente nivel? Haga clic abajo y descargue gratis nuestra guía definitiva sobre KRI.

Descargue guía gratuita sobre indicadores clave de riesgo

Temas:Gobierno, Riesgo y Cumplimiento (GRC)

Comentarios