3 claves para evitar fraudes financieros

Por Deicy Pareja, el 18 de enero, 2019

Todos los días hay nuevos casos de fraude financiero que afectan a inversionistas, bancos y a grandes empresas del sector real. Sin embargo, estos casos son detectados muy tarde, debido a que las entidades pasan por alto muchas cosas. A lo que se suma que los delincuentes, en su mayoría  ‘de cuello blanco’, hacen sus fechorías con alta tecnología.

Entre sus tácticas está el engaño, la falsificación y modificación de información, por ejemplo, inflar informes, alterar un cheque o cualquier documento de una entidad bancaria o pública.

Por ello, es fundamental que a organización preste mucha atención para que no ocurra ningún fraude financiero. En este artículo le daremos tres claves para prevenir este delito en su compañía.

  1. 1. Reforzar sistemas de control interno

Para evitar fraudes, las compañías deben reforzar los sistemas de control interno financiero, lo que ayuda a detectar estafas y a proteger los activos de la organización, así como el cumplimiento de los requisitos y normas de los países donde operan.

Los sistemas de control interno ayudan a detectar si al interior de la compañía hay personas que estén alterando información. También es clave la capacitación para que los empleados tengan conciencia del riesgo de este delito, primero porque se abstienen de cometerlos y segundo porque están alertas para identificar conductas sospechosas de sus compañeros.

2. Buenas prácticas

Toda entidad, sea pública o privada, debe tener buenas prácticas para evitar fraudes financieros. Entre esas prácticas debe realizar una auditoría interna y externa, controlar el acceso de la información, hacer controles constantes y sorpresivos, diseñar estrategias de capacitación y tener un código ético para prevenir fraudes.

La empresa debe definir estrategias para hacer seguimiento a cada transacción, movimiento e informe para que estos no sean alterados. Lo mismo deberá hacer con las personas que manejan el dinero de la compañía, como mínimo debe saber quiénes son las personas que hacen parte del equipo financiero. 

3. Use la tecnología a su favor

Una de las mejores estrategias es utilizar programas informáticos que detectan conductas inusuales que podría tratarse de un fraude, una vez el sistema emita las alertas, expertos de la empresa deben analizarlas para confirmar o descartar fraude.

La organización debe tener dentro de su estrategia de prevención, sistemas tecnológicos que automaticen procesos de gestión, lo que facilita la auditoría y aborda las áreas más críticas del negocio. Esta tecnología además, ayuda a integrar los movimientos financieros y a tener un informe más preciso.

 La guía de métodos para gestionar el riesgo operativo

 

Temas:Riesgo Financiero

Comentarios