Academia Cero ciberseguridad 

Lo que debe saber de ciberseguridad 

Lo que debe saber de ciberseguridad 

 

Introducción

En Latinoamérica, tres de cada cinco empresas sufren por lo menos un incidente de seguridad en la red, y una de cada cinco es víctima de 'secuestro' de información. Así lo reveló el estudio ESET Security Report 2018, que se realizó con 4.500 ejecutivos, técnicos y gerentes de 2.500 empresas de 15 países de la región.

El análisis detalló que los países más afectados son Perú con el 25 por ciento, México con el 20 por ciento, seguido de Argentina con el 15 por ciento, Brasil con el 14 por ciento y Colombia con el 10 por ciento.

La amplia variedad de amenazas informáticas pueden emplearse para robar información valiosa de las compañías, desde ataques externos hasta fraudes financieros, que incluye alteración de datos  y el pago de sobornos al cibercrimen.

En la era digital, la información es un factor muy importante para las compañías, por ello, deben hacer un análisis de riesgo de la seguridad informática para determinar el nivel y el impacto, conocer las debilidades y fortalezas de la compañía, tener más control, hacer monitoreo y establecer estrategias para protegerse de los ciberataques.

En este informe especial conocerá  lo que debe tener en cuenta una empresa para prevenir el cibercrimen.

¿Qué es ciberseguridad? 

En la era digital se habla de Ciberseguridad, que se asocia a las ciberamenazas, al cibercrimen, pero también a las buenas prácticas para proteger la información y prevenir o detectar los ataques cibernéticos.

Las amenazas de la seguridad informática llegan a través de programas dañinos o maliciosos que se instalan en un dispositivo o se penetran por medio de la nube.

Information Systems Audit and Control Association (Isaca), un referente en la materia, define la ciberseguridad como "una capa de protección para los archivos de información. A partir de ella, se trabaja para evitar todo tipo de amenazas, las cuales ponen en riesgo la información que es procesada, transportada y almacenada en cualquier dispositivo”. 

qué es ciberseguridad 

Instalar programas antivirus y sistemas de detección de intrusos, conocidos como anti-spyware, que puede detectar de manera temprana los programas espías o presencia de programas maliciosos, son algunas de las buenas prácticas para proteger la seguridad informática.  

La seguridad informática no sólo se refiere a tecnología para prevenir ataques sino también a estrategias de capacitación a empleados y usuarios para evitarlos.

Seguridad informática, entre los peores riesgos del 2018 

Los ataques cibernéticos y el robo de datos están en la lista de los riesgos más altos del mundo, de acuerdo con el informe de 'The Global Risks Report 2018', del Foro Económico Mundial (WEF), que también incluyó en su ranking a la economía, la geopolítica y el medioambiente.

Los ataques informáticos pasaron de ser extraordinarios a comunes y su impacto financiero está en aumento, lo cual afecta a personas y, sobretodo, a entidades financieras, según explica el informe del Foro Económico Mundial.

El ransomware, un software malicioso que pone en riesgo todos los datos y arrebata el control de la información almacenada, fue el peor ataque del año pasado, que representó el 64 por ciento de todos los correos electrónicos maliciosos. El ransomware puede implicar una pérdida masiva de datos, ya que los delincuentes secuestran la información con la intención de extorsionar a las empresas.

El ataque del ransomware más común en 2017 fue WannaCry, que afectó a 300.000 computadoras en 150 países, y NotPetya, que causó pérdidas trimestrales de 300 millones USD para las empresas afectadas. Otra tendencia fue el uso de ataques cibernéticos para perjudicar infraestructuras críticas y sectores industriales estratégicos.

Lista de los ciberataques más comunes 

ciberataques más comunes 

Los ataques cibernéticos se basan principalmente en el ‘secuestro’ de datos.  Hospitales, pequeñas y medianas empresas han sido las principales víctimas los últimos años. Sin embargo, ni las grandes compañías se salvan del cibercrimen.

Telefónica, el gigante de telecomunicaciones español fue víctima de ataques en su red corporativa, que obligó a los empleados a apagar todos los computadores de su sede central en Madrid en 2017. Se trató de un ataque masivo de ransmware no solo contra Telefónica sino también contra varias organizaciones.

Estos son los ciberataques más comunes que debe conocer su empresa para que no sea víctima.

1. El ransomware:

El ransomware se caracteriza por restringir el acceso a un sistema informático pidiendo un rescate para eliminar el bloqueo. Puede llegar a ser fatal para una compañía, porque implicaría una pérdida masiva de datos, además de los perjuicios económicos.

El virus WannaCry y el Petya, dos tipos de ransomware operan de la misma forma: durante el ataque, los datos del ordenador infectado se bloquean, ya sean documentos, fotos o videos. Para desencriptarlos, normalmente el programa exige el pago de una suma de dinero, generalmente de bitcoins. Si no se paga a tiempo, los datos son eliminados o bloqueados de forma permanente.

2. Ataque DDos

Con la transformación digital de los servicios bancarios, los riesgos financieros cambiaron y los fraudes o las fallas en las operaciones se incrementaron, así como el cibercrimen. Entre los ataques más comunes y peligrosos está el DDoS o de denegación del servicio, que consisten en provocar la caída de un servidor sobrecargando su ancho de banda. Estas acciones fuerzan la interrupción de un sitio web.

En el caso del sistema financiero, los DDoS se utilizan para inundar con una gran cantidad de tráfico los servicios en línea de los bancos y de las plataformas de trading. De esa manera el servidor colapsa y deja de funcionar.

3. Troyanos bancarios

Los delincuentes cibernéticos persiguen la telefonía móvil mucho antes de que se incrementara el uso de smartphones para realizar transacciones bancarias, ahora cada vez más están tras estos dispositivos para hacer sus fechorías. Precisamente, la mayor amenaza para los dispositivos móviles son los troyanos bancarios, otro software malicioso que en principio parece inofensivo, pero es muy peligroso y está tras los bancos.

Los troyanos pueden instalarse en cualquier dispositivo por visitar un sitio web infectado, por descargar el anexo de un mail, o incluso, por bajar una aplicación. Una vez este virus se instale en el celular, detecta en qué momento se utilizan los servicios en línea de un banco y así capturar los datos personales y bancarios.

Claves para prevenir ataques informáticos  

Los cibercriminales operan de forma encubierta y son difíciles de detectar, puede pasar mucho tiempo antes de que los problemas sean visibles para la organización. Para la prevención y detección temprana toma nota de las siguientes buenas prácticas.

prevenir ataques informáticos

1.Evite amenazas a través de emails 

Los correos electrónicos son uno de los puntos más débiles de una compañía, pues a través de estos, se pueden introducir de forma fácil amenazas de virus y robo de información. Sin embargo, muchas empresas creen que no son tan peligrosos e ignoran la actividad de los correos internos y pueden ser víctimas de ‘secuestro’ de datos.

No olvide monitorear la actividad de mensajes sospechosos, así como las descargas de archivos anexos; eduque al personal de su empresa sobre el buen uso de este medio para que sea empleado con fines laborales y para que alerte a la compañía en caso de ver un correo sospechoso.

2. Detecte a tiempo códigos malicioso

Es común que estos códigos se escondan en archivos PDF, html, GIF y Zip. Una buena práctica que no debe dejar de lado, es escoger un antivirus capaz de descubrir, decodificar y descifrar estos códigos ocultos y así evitar ser víctima de robo de información.

3. Reconozca las conexiones sospechosas 

Los cibercriminales a menudo usan direcciones IP, sitios web, archivos y servidores de correo electrónico con un histórico de actividad maliciosa. Emplee herramientas capaces de examinar la reputación de fuentes no confiables ubicadas fuera de su organización.

4. Monitoree las bases de datos 

La modificación de la estructura en el banco de datos e intentos no autorizados de acceso a datos críticos pueden ser síntomas de alerta que indican que su red estaría amenazada. Use herramientas para monitorear bases de datos y registrar intentos de acceso no autorizado

5. Mantenga sus sistema actualizado 

La mejor manera de  garantizar que los equipos de la empresa tengan buen funcionamiento, es haciendo un inventario de todo el hardware disponible. Después, escoja un plan para gerenciar sus equipos de la manera más efectiva.

Existen dos maneras de hacerlo: entrenar a sus empleados para que realicen las actualizaciones periódicamente o automatizar el proceso a través de una herramienta que actualice automáticamente el sistema. Esta última opción permitirá que se descarguen las actualizaciones de una sola vez y luego se van distribuyendo dentro de la empresa.

Ataque fraudes con tecnología 

Los delincuentes no se detienen y todos los días están creando nuevas formas de hacer fraudes a través de internet, por ello, las organizaciones deben contar con sistemas apropiados que revelen oportunamente las actividades sospechosas.

Una estrategia de detección se compone de herramientas analíticas y de mecanismos que ayuden a reportar y escalar los eventos anormales. Precisamente, los reportes de excepciones, la minería de datos, el análisis de tendencias y la evaluación de riesgos en tiempo real son elementos claves de un sistema de detección.

Es importante incluir en la gestión de riesgos tanto los planes de prevención como los de detección. El fraude no solo es una posibilidad, sino una realidad, sin una estrategia efectiva, la amenaza es mayor.

Faltan programas maduros y experiencia técnica 

Para el Instituto Nacional de Patrones y Tecnología (NIST por sus siglas en inglés, National Institute of Standards and Technology), no necesariamente todas las empresas con una infraestructura crítica cuentan con un programa maduro ni con la experiencia técnica suficiente para detectar, evaluar y evitar ataques cibernéticos.

Por ello, emitió la Orden Ejecutiva 13636, que establece que el Marco de seguridad cibernética "identificará áreas de mejora que deberían abordarse mediante colaboración futura con sectores particulares y organizaciones de desarrollo de estándares".

Para NIST —que integra el Departamento de Comercio de los Estados Unidos— si bien existen herramientas, metodologías y estándares para reducir el riesgo, estos necesitan ser más maduros.  Por ello, se enfocará en apoyar desarrollo de mejores soluciones de identidad y autenticación a través de los pilotos NSTIC y en realizar investigaciones de identidad y autenticación.

El análisis del Instituto muestra que en el mundo se necesita una fuerza laboral especializada en  seguridad informática para satisfacer las necesidades únicas de la infraestructura crítica. “Existe una escasez bien documentada de expertos generales en ciberseguridad; sin embargo, hay una mayor escasez de expertos calificados en ciberseguridad que también comprenden los desafíos únicos que se plantean a partes específicas de la infraestructura crítica.”

Igualmente, señala que a medida que evoluciona la amenaza de ciberseguridad y el entorno tecnológico, la fuerza de trabajo debe seguir adaptándose para diseñar, desarrollar, implementar, mantener y mejorar continuamente las prácticas de ciberseguridad necesarias en entornos de infraestructura críticos.

Automatizar los indicadores de información 

En la hoja de ruta que propone el Instituto Nacional de Patrones y Tecnología, las organizaciones deben incluir el “intercambio automático de datos de indicadores porque puede proporcionar información oportuna y procesable para detectar y responder a eventos de ciberseguridad a medida que ocurren”.

Esto ayuda a mitigar y a prevenir ataques a medida que ocurren. “Recibir dichos indicadores permite a las tecnologías de automatización de seguridad una mejor oportunidad para detectar ataques pasados, mitigar y remediar vulnerabilidades conocidas, identificar sistemas comprometidos y apoyar la detección y mitigación de futuros ataques”.

Asimismo, el instituto dice en su hoja de ruta que los grandes datos y las herramientas analíticas asociadas, junto con el surgimiento de la computación en la nube, móvil y social, ofrecen oportunidades para procesar y analizar datos estructurados y no estructurados relevantes para la ciberseguridad. Se pueden abordar cuestiones como la conciencia situacional de redes complejas e infraestructuras a gran escala. “El análisis de comportamientos complejos en estos sistemas a gran escala también puede abordar cuestiones de procedencia, atribución y discernimiento de patrones de ataque”.

Las actividades futuras de NIST pueden incluir: 

  • Evaluación comparativa y medición de algunos de los elementos científicos fundamentales del big data (algoritmos, aprendizaje automático, topología, teoría de grafos, etc.) a través de medios tales como investigación, evaluaciones comunitarias, conjuntos de datos y problemas de desafío.
  • Soporte y participación en actividades de estándares de big data tales como organismos de estándares internacionales y producción de arquitecturas de referencia y roadmaps comunitarios; y
  • Producción de Publicaciones Especiales del NIST sobre la aplicación segura de técnicas de análisis de big data en áreas tales como control de acceso, monitoreo continuo, advertencia e indicadores de ataque y automatización de seguridad.

Los sistemas automáticos son buenas herramientas para defenderse de los ciberataques. Las compañías no deben ignorar esta realidad, por el contrario, deben esforzarse en incluir estrategias para minimizar los riesgos.


 Nueva llamada a la acción

Compártalo en sus redes sociales